sábado, 7 de diciembre de 2013

La carta navideña de un pastor‏

En la época decembrina se suelen escribir muchas cartas. Algunas de ellas van dirigidas a un tal Santa Claus, y otras, a un tal Papá Noel. Estos seres son irreales, a la verdad, pero lo real es que incluso en el cielo se reciben muchas peticiones de forma oral o escrita por estos días, desde todos los rincones de la tierra. Tenemos algunas de estas peticiones de intrépidos solicitantes, y también una carta muy especial... La carta navideña de un pastor....

Comenzaremos presentando algunos de los deseos con los cuales ciertos solicitantes esperan deleitarse el próximo año 2014:

-       Emeremilda Farías: “Dios omnipotente, que este año sí sea el fin de mi soltería. Que pueda entrar de la mano con algún fulano que quite de mi vida el oprobio de la viatez, y que pueda restregárselo en la cara a aquellas que no creyeron en mis capacidades físico-seducto-conquistadoras. (Nota: de esta petición se compone cerca del 98% de las cartas navideñas recibidas en el cielo.)”.
 
-   Romeo Albeiro Pataquiva: “Señor, por favor, toca el corazón de Natalia París para que se convierta a ti... y, por ahí derecho, a mí... Ya sabes, para ti el alma, y para mí, el cuerpecito. PD: Recuerda que tú todo lo puedes, por fis”.

-       Usnavy Meléndez: “Señor, por favor, que este año salga al mercado alguna píldora que permita trag... perdón, comer sin límites y sin engordar; o, de lo contrario, que este año sí pueda hacer por fin mi dieta, luego de mis 34 intentos fallidos anteriores. PD: La trigésimo quinta es la vencida”.

-       Rebeldemiro Cabrales: “Dios mío, por favor, que este año por fin haya traslado del pastor de la iglesia, y que llegue uno que complazca todas mis peticiones; o, por lo menos, la gran mayoría de ellas. No pido mucho, ya sabes, sólo alguien comprensivo con mis gustos y debilidades”.

Y, junto con todas las cartas recibidas del ovejerío, encontramos una carta muy especial, una que consideramos la carta más particular para el calendario Sueños del 2014; y decidimos compartirla con todos los remitentes de cartas navideñas del planeta Tierra: la carta navideña de un pastor, a quien por cuestiones de seguridad llamaremos Pancho Villa. La carta, a la letra dice:

"Señor,

Aunque estoy muy agradecido contigo por este 2013 lleno de innumerables bendiciones de tu parte, no me faltan algunas piedrecitas en el zapato que quisiera desaparecer este próximo año 2014, para poder caminar más cómodo entre el rebaño.

Como han pasado ya varios añitos, y no ha llegado aún el traslado de iglesia que solicité en una de mis cartas navideñas anteriores, me dispongo a presentar mi lista de regalos para 2014:

-       Por favor, te pido encarecidamente el cayado de última generación, apto para corregir toda suerte de cabras, para que los hermanos comprendan que no deben ser como El Caballero sin Cabeza; o, en su defecto, el traslado de iglesia de algunas cabritas que me andan desordenando el rebaño, como el rebelde del Roncancio (que me quiere dividir la iglesia), la sensual de Constancita y la peleona de Marta Clarita.

-       Varios GPS para ubicar estas ovejas que se me andan perdiendo de vista todo el tiempo, que van saltando de rebaño en rebaño, especialmente para el solterón del Armandito y su combo, que andan buscando su ayuda errónea en lugares que no deben.

-     Que el hermanito Deudoro Sánchez pague por fin el votico pro templo que nos hizo desde el año 2007, y por el cual se adquirió la deuda para la fachada del templo.

-       Una lluvia de esposos para todos estos SúperSolteros de la congregación, en especial para la hermana Rukita... la viuda quiere casarse de nuevo, Señor… aunque, sí, lo sé, ya tiene 75... Ten misericordia...; o, en su defecto, que quienes esperan pareja no practiquen Los 10 mandamientos de la pareja infeliz, que sepan recibir los consejos de sus padres como nos enseña la historia de Romeo,Julieta y la Mamá, que no se parezcan a ciertos Latin lovers que andan por ahí, y que, más allá de pedirte todo un Carrusel de señales para escoger sus amores, consideren tu Palabra.

-       Mucha bendición para las familias de la congregación, y que, aquellos que no han aprendido a expresar de manera correcta su amor, comprendan que sus parejas tienen alguno de Los cinco lenguajes del amor.

-   Que sea quitado todo impedimento para el normal desarrollo de los servicios, como ese espíritu de minifalda que tiene la hermana Petra Julieta, que se ha constituido en el deleit... perdón, en el obstáculo para que los hermanos se puedan concentrar.

-  Que haya más hermanos que se atrevan a decir sus testimonios durante nuestros cultos; o, en su defecto, que el hermanito Ildebrando Palomeque ya no dé más el testimonio de que a sus 80 años sigue activo sexualmente.

-     Que este año por fin llegue la madurez espiritual a la hermana Panchita; o, en su defecto, que todos la saluden y no la metan en chismes, para que no vuelva a entrar en una nueva crisis de fe.

-       Por favor, que los hermanos sientan más respeto por tu presencia en medio de los cultos; o, en su defecto, dame un curso de policía y un sistema de monitoreo con cámaras para visualizar y amonestar desde el altar aquellas ovejas que se quedan charlando y haciendo visita de novio durante los cultos, quienes mascan chicle como llamas, aquellos que interrumpen la adoración que otros te dan sólo para saludar, y aquellos padres que en medio del culto le dan papas fritas y toda suerte de golosinas a sus críos, en lugar de enseñarles la reverencia por el Señor.

-       Que los hermanos pongan atención a las predicas; o, en su defecto, que mis predicaciones sean tan llamativas como Facebook y hagan huir al espíritu de Morfeo, para que no se me duerma más el rebaño al predicar.

-       Que este año 2014, por fin las directivas no me dejen botados los cargos a mitad de la carrera, en especial los del comité de Cafetería, Recepción y Audiovisuales.

-   Que los hermanos mantengan vivos sus sueños e ilusiones, y que no los lleven al Cementerio de Sueños; pero que comprendan que es mejor poner lo que sueñan en tus manos, en lugar de querer vivir en el Planeta Brownie con Helado.

-     Y, por último, que todas las personas que de alguna manera celebran la Navidad, comprendan que ésta sólo será feliz en verdad cuando Jesús sea el centro de sus cenas, pero sobre todo de sus corazones; y que esto sólo será posible cuando conozcan y reciban tu Palabra.

Por favor, si por alguna sabia razón no cumples alguna de mis anteriores peticiones en este 2014 que está próximo a comenzar, te ruego entonces me regales un ejemplar del libro "Hoy sufro pero algo estáhaciendo Dios", para saber cómo actuar (Puedes hacer clic aquí para ver las formas de adquirirlo).

Reverendo Pancho Villa
Pastor Iglesia RBD".

Y bueno, luego de esta curiosa carta que se filtró del correo certificado del cielo, una corta reflexión para recordar en este fin de año la importante labor de nuestros pastores, a quienes haremos bien en facilitar su trabajo, pues esto será de provecho al final para nosotros mismos, según nos indica la palabra de Dios en Hebreos 13.17: "Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso" (RVR).

Ah, y si tienes alguna petición para tu 2014, tu pareja, tu estudio, tu empleo, o tal vez alguna otra que no viste cumplida en el año 2013 ni en los años anteriores, recuerda que Dios es fiel siempre y en todo, y que sus tiempos son perfectos.

Sigue a Dios, y continúa pidiendo, buscando y llamando; porque de seguro recibirás, encontrarás y se te abrirá en el mejor momento... quizás en el 2014… o, quién sabe, tal vez, por qué no, en lo que resta del 2013…

¡Feliz navidad y feliz año nuevo!



Referencia Bíblica:
Las citas bíblicas son tomadas de la versión Reina Valera 1960 (RVR). Modificadas en algunos apartes.

Fuentes:
Niña con buzón de cartas: nerdstream.me
Ovejas: www.humorspain.com
Cabra: www.fotolog.com
Pastor y oveja: verdaderavida.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada