miércoles, 1 de agosto de 2012

Romeo, Julieta y la Mamá


De los mismos productores de “Mami, Déjame ir al Paseo”, “Mi Madre es un Detective” y “Mi Mamá No Me Deja Salir”; una producción de más de 200 Millones de dólares; con la participación de un elenco de 500 de los más selectos actores de talla internacional, y un total de 5.000 extras; el estreno de la temporada, que las salas de cine estaban esperando… ROMEO, JULIETA Y LA MAMÁ

Una coproducción de Universal Studios, Eternity Studios, RBD Productions…

Con la protagonista de Amor Salvaje y Yo Me Mando: Usnavy Liberty. Y el protagonista de Los Juegos del Fiambre: Carnelio Pataquiva…

Petra Julieta es una chica rebelde, que no se detendrá tan fácilmente, ni ante la autoridad de sus padres; y su relación con Romeo Albeiro llegará a un trágico final si su madre no interviene… ROMEO, JULIETA Y LA MAMÁ

Una película que lo hará erizar y recordar la importancia de honrar a los padres

Con ocho nominaciones a los premios Oscar de la Academia… ROMEO, JULIETA Y LA MAMÁ

Estreno mundial: 01.08.2012. Sólo en cines.

Mami, ¿me dejas ir a la vigilia de la Iglesia con Romeo Albeiro? — Preguntó Petra Julieta.

No, Petra —dijo su madre—. Estoy segura de que la vigilia de ese joven no tiene nada que ver con oración ni Iglesia, sino con discotecas y baile… Romeo Albeiro está viendo en ti una tajada de jamón. Tú sabes que nosotros, como cristianos, no debemos andar con gente que nos quiere hacer daño, y menos ir a esos lugares; y, te advierto, ese muchacho no te conviene para nada. Hazme caso, hija; sabes que quiero lo mejor para ti.

Petra Julieta, llena de ira, respondió: Si no me dejas, de todas maneras me iré. Ya estoy cansada de que me quieran controlar como una niña, cuando ya este año cumplí mis 13 años. Ya puedo tomar mis decisiones. ¡Me voy! Y, sí, te demostraré que sí vamos a hacer vigilia, toda la noche sin parar… Además, yo tengo vocación de evangelista, y ese joven me lo quiero ganar para Cristo. No tienes compasión de las almas, mamá… Además, a Romeo Albeiro sólo le falta la aureola; es todo un angelito.

Hija, déjate cuidar por nosotros —Respondió mamá—. Queremos lo mejor para tu vida. Ese muchacho parece un león rugiente por carne fresca, y me parece que está como endemoniado —Añadió.

Pero, Petra Julieta se encuentra empecinada en bailar champeta y reggaetón con Romeo Albeiro, un joven que “extrañamente” comenzó a ir a la Iglesia cuando la conoció a ella.

Petra Julieta hace una llamada con prisa. Hola —Dice a Romeo Albeiro—. Te cuento que mi mamá se puso feliz cuando le dije que saldríamos; además, está muy contenta de que estés yendo a la Iglesia. No veo la hora que nos casemos mi gordis. Te espero a las 8 pm.

Mientras tanto, Romeo Albeiro se encuentra preparando la que será “una velada inolvidable para Petra Julieta”… (Por favor finalice este párrafo con risa malévola: Jajajajaja, Jajajajaja).


Muy puntual, Romeo Albeiro recoge a Petra Julieta, a quien le brillan los ojos al verlo, y se abalanza hacia los brazos de su macho latino.

Yendo de camino, en el Renault 4 de Romeo, con vidrios polarizados, resonador, llanta ancha, escapulario en el retrovisor y bola de billar número 8 en la palanca de cambios; Romeo toma de repente un desvío inesperado

¿Para dónde vas? —Pregunta Petra Julieta.

Necesito una prueba de amor, Petra —Respondió Romeo Albeiro, con voz de línea caliente.

Vamos más despacio, papi; es mejor que nos casemos primero. Además, “el que ama de verdad sabe esperar”, recuerda que es lo que dice el pastor de la Iglesia —Dijo Petra Julieta, asustada pero enamorada, para reconvenir a Romeo Albeiro.

El dulce gatito que había sido Romeo Albeiro, desapareció por completo; y se convirtió en un león hambriento de sexo (que parecía endemoniado, como afirmó la mamá de Petra Julieta); y, de repente, detuvo el R4 en una calle polvorienta y desolada, y de un impulso se abalanzó sobre Petra, para comenzar a besarla desenfrenadamente.

Si no vas a saber esperar, mejor me bajo del carro acá mismo —Afirmó Petra, quien había cedido en un comienzo pero, volviendo en sí, lo empujó—. Total, qué boleta andar en esta chatarra de R4 todo engallado —Dijo Petra para sus adentros.

Romeo Albeiro, desenfrenado y con ojos desorbitados, abrió la puerta de su R4 y, poniendo en movimiento su chatarra, empujó a Petra Julieta hacia afuera, y ella cayó raspando sus brazos con las piedrecitas de la trocha oscura y sin pavimentar por la cual su Romeo la había metido. Allí, por última vez vio a Romeo Albeiro, y por última vez escuchó su voz al decir: ¿Saber esperar? ¡Suerte es que te digo Petra!

Inmediatamente, ante la sorpresa de Petra, la luz de un vehículo detrás; y era su madre, quien detuvo su carro a un par de metros de distancia, para recoger a Petra del sucio suelo.

Mami, tenías razón —Dijo Petra avergonzada—; y se echó a llorar, mientras su madre sólo calló y la acarició.

Petra Julieta, luego de aprender a hacer caso a su madre, se casará a los 25 años con un hombre que ama a Dios y que la ama a ella, en medio de una relación que honra a sus padres. Juntos tendrán verdaderas vigilias (sin champeta ni reggaetón); y tendrán tres hermosos hijos, que tiene cualquier nombre, menos Romeo Albeiro.

Una película que le moverá el corazón… ROMEO, JULIETA Y LA MAMÁ


Ay, Petra Julieta, cómo nos cuesta a veces reconocer la importancia de honrar a nuestros padres; pero, una de las cosas que he aprendido en mi tiempo como cristiano, es que un mandamiento de parte de Dios no es nunca un simple capricho de nuestro Creador, sino algo lleno de bondad para nosotros.

“Honrar a padre y madre, para que nos vaya bien y seamos de larga vida”; no es casualidad que éste sea el primer mandamiento con promesa, pues en verdad es sabio honrarlos al oírlos y obedecerlos. Y es que, los padres tienen un ojo que puede ver muchas cosas que los hijos no alcanzamos a ver; algo así como un don que Dios les dio a ellos, y no a otros, porque nos aman y les duele lo que nos sucede como a nadie más en esta vida; ellos pueden ver lo que otros, no; en especial cuando se trata de ver si nos conviene una persona como pareja. Por eso, si tus padres te dicen que no salgas con Romeo Albeiro, pon mucha atención. No voy a decir que ellos nunca se equivocan, ¡Pero tienen un ojo que casi nunca falla! Créeme Petra Julieta.

“Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da”. Deuteronomio 5.16.

¡Bendiciones!


Referencia Bíblica:
Las citas bíblicas (RVR 1960) son de la versión Reina-Valera © 1960. Modificadas en algunos apartes.
Fuente Imágenes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada