miércoles, 15 de agosto de 2012

Séptimo Día: Detergente Poncho Pilatos


Buenas noches. Soy Manolo Incoloro; y hoy, como de costumbre, traigo una nueva investigación; en este, su programa investigativo favorito… ¡SÉPTIMO DÍA!

En días pasados, la teleaudiencia nacional se vio atraída por anuncios promocionales de un nuevo producto. Muchos incautos cayeron en la trampa de esta publicidad engañosa, y Séptimo Día se ha hecho presente… En esta ocasión, un informe especial… ¡El fraude del DETERGENTE PONCHO PILATOS!



Una producción de Séptimo Día y su grupo investigativo… Con ustedes… ¡El fraude del DETERGENTE PONCHO PILATOS!

Una dulce canción anunciaba en televisión lo que sería un producto que revolucionaría la manera de limpiar, no la ropa ni los baños, sino las conciencias de quienes lo usaran…

La siguiente, es la publicidad engañosa emitida por la Comercializadora Teletumbis International:

♫ ♪ Con Poncho el detergente, su conciencia pura y ya, Poncho pa la conciencia y Poncho pa limpiar ♫ ♪

¿Estrenando conciencia? No, es Poncho Pilatos; mi nuevo detergente para limpiar mi conciencia… Los resultados… ¡Blancura total!

Por eso, no espere más para probar ¡Poncho Pilatos!
Adquiéralo en sus diferentes presentaciones: Champú, Jabón en barra, Gel antibacterial y kit especial con tratamiento para congresistas corruptos.

Además, compra tu kit de viaje, para llevarlo contigo donde quiera que vayas… ¡Una ensuciadita de conciencia se te puede antojar en cualquier momento!

El producto que algunos políticos estaban esperando… ¡Poncho Pilatos!

Un producto con el sello Teletumbis International.

Las primeras 5 millones de llamadas recibirán gratis el CD de Pedrito Fernández, con el éxito de la temporada “Yo no fui”; que le ayudará a optimizar los resultados de su detergente… ¡Poncho Pilatos!


Pero escuchar esta indefensa melodía promocional, sería el comienzo de la perdición de muchos que creerían su anuncio… ¡El fraude del DETERGENTE PONCHO PILATOS!

Séptimo día encontró el testimonio de uno de los afectados, por lo cual esta noche estamos en la ciudad de Bogotá, para hablar con el señor Iván Ratatouille, comprador del producto fraudulento que en días pasados se convirtió en un hit de ventas en Teletumbis International. Seleccionado dentro de un selecto grupo de ex congresistas de la república, recientemente señalados por corrupción y por escándalos relacionados con el Carrusel de la Contrata, la aprobación de la desarticulada Ley de Injusticia y Paz y por ser hallados bailando champeta en el matrimonio del reconocido narcotraficante alias Fritura, ellos son: Iván Ratatouille, Juan Carlos Splinter y Ricky Mouse.

Manolo Incoloro: Señor Ratatouille, cuéntenos su testimonio.

Iván Ratatouille: Buenas noches Manolo. Pues, para empezar, a mí desde niño me han gustado mucho los carruseles, y todos esos caballitos tan lindos al ritmo de esa musiquita. Me han parecido muy divertidos y, pues, ahora que estoy grande, quise montar uno para adultos, cambiando los caballitos por unas cuantas Toyota 4x4; y, pues, necesitaba algún dinerito, home. Yo, confiado en este nuevo producto de Teletumbis International, me hice unos contraticos un poco turbios, confiado de que mi conciencia quedaría blanquita, como la paloma de la paz. Sin embargo, mi conciencia quedó manchada, y estoy muy atormentado. Poncho Pilatos es más bien una Poncho Pilatuna de Teletumbis.

Manolo Incoloro: Háblenos también un poco sobre la escena que representó hace algunos días, al asistir al matrimonio del reconocido narco alias Fritura y ser capturado por la policía nacional.

Iván Ratatouille: Home, Manolo; pues, estábamos con los muchachos echando paso, un poco de champetica, reggaetóncito, salsita y, justo cuando estábamos bailando el meneíto y haciendo el trencito, pues, nos cayó la autoridad y nos apresó. Yo no le vi nada malo ir a la fiestica, home; pues, era una piñatica, y Fritura es un amiguito de la niñez, incluso yo le digo de cariño Bofecito o Bofetin; aunque, sí hay que decir que ahí había algunos manes como peligrositos, como alias Empanada y alias Colon Irritable (aunque a este último no le cae muy bien Fritura, pero tienen negocitos y por eso lo invitó).

Y, como yo llevaba mi dosis personal de Poncho Pilatos, pues me fui a la rumbita, home. Pero esta dosis, a la verdad, ni me lavó la conciencia, ni me libró de las consecuencias… Ahora, ando con más problemas por resolver que un estudiante de matemática pura.

¡¡¡Estoy desesperado señorita Laura!!!… ¡Perdón! Digo, señor Incoloro… Lo que sucede es que, hasta estoy pensando ir donde la señorita Laura, a ver si me ayuda, por lo menos con un carrito sandwichero; porque, por creer en Poncho Pilatos ¡me embargaron hasta los calzoncillos!

Manolo Incoloro: Séptimo Día intentó entrevistarse con el propietario de Teletumbis International, el señor Satanás Liar, pero no fue posible; ni siquiera atendió a su cliente fiel, el señor Iván Ratatouille. Parece que esto es habitual en el señor Liar, luego que ha logrado embaucar a sus clientes.

Actualmente, el señor Liar es buscado por la Interpol; y Séptimo Día estará atento a informar, en cuanto se dé con el paradero de este empresario fraudulento que ha engañado al mundo con sus productos…

Soy Manolo Incoloro…  y este fue ¡Séptimo Día!… ¡Hasta la próxima!

No nos engañemos más señor Ratatouille, sólo una fe obediente en la Palabra y en la sangre de Jesucristo nos limpia verdaderamente del pecado y de toda maldad.

El otro día, cuando iba en el bus de TransMilenio, le rocé sin culpa el zapato a un señor con mi zapato; y le pude ver muy disgustado conmigo, lo cual no comprendí luego de ver que el zapato del señor era un mugrerío que no le cabía un rayón más, y que antes le quedó más limpio y el mío más sucio al tocarlo.

Y es que, algunos creemos estar limpios, pero en realidad no lo estamos (como aquel zapato); porque, mientras nuestro argumento ante Dios no sea la fe en su Palabra y en su sacrificio de la cruz, sencillamente no estamos limpios; y cualquier otro argumento es como un trapo sucio, como dice Isaías 64.6: “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento”.

Pero, como dijo el apóstol Juan, tenemos gran esperanza en Cristo Jesús:

“Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” 1 Juan 1.7-9.

¡Bendiciones!


Referencia Bíblica:
Las citas bíblicas (RVR 1960) son de la versión Reina-Valera © 1960. Modificadas en algunos apartes.
Fuente Imágenes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada